Escribir para no ser o para ser

Sobre la forma correcta de crear un personaje se han escrito cientos de miles de páginas, por supuesto, inútiles todas: que si éste debe poseer tales cualidades, que si necesita ser reflejo de su tiempo, que si es fundamental la sutileza o la certeza o la entereza. Ni hablar ya de las contribuciones técnicas que los redactores de estas páginas creen hacer a la literatura en nombre de una sintaxis que convertida en derechos de autor se vuelve en sus bolsillos la más acartonada de las praxis. Igual que los fulleros de los parques, los tahúres de las letras venden su mentira disfrazada de promesa: siguiendo la instrucción de este libro crearás un personaje inolvidable.


Peores que estos redactores de mentiras son sus primos más cercanos: los maestros de talleres literarios, esas comadronas especializadas en sacar con fórceps lo que debía sacarse con pujidos, esos caníbales hambrientos que succionan del personaje de su alumno lo único que en verdad era importante: el sudor, la sangre, el músculo y la bilis, esos malabaristas de las horas que cegados por el pago de una próxima visita se vuelven incapaces de aceptar una verdad como un templo: la manera indicada de crear un personaje memorable es fundamentalmente inexplicable. "En arte todo se puede aprender y nada o casi nada se puede enseñar", escribió Eduardo Chillida hace ya varios años.


Por supuesto, no es que sea inexplicable el carácter de un determinado personaje, sus virtudes morales, sus vacíos espirituales o sus carencias vitales, como tampoco resulta inexplicable la estrategia literaria, el tono elegido o las herramientas que se han utilizado para crearlo. Lo que es inexplicable es la gestación del personaje, su emerger en una mente como emergen en la niebla los objetos, el mecanismo de resortes que arrastra un presentimiento desde las profundidades últimas del alma y lo moldea hasta dejarlo convertido en algo más humano que los hombres, en un ser incluso más real que aquél que lo ha creado. Lo que resulta inexplicable es pues lo único importante: la manera en que un autor inventa, insufla de existencia y comparte con su creación el lugar que hasta entonces ocupaba solo en el mundo. "Allí donde fallo yo como hombre, fallan también mis personajes. Por otro lado, ellos sienten orgullo por las mismas cosas que yo, es decir, por los pormenores cotidianos de la vida", aseguró el escritor checo Bohumil Hrabal.


Sé que sobrarán los que tras leer estas palabras me corrijan, los talleristas que me enseñen aquello que no entiendo, los críticos que se apresuren a explicarme lo inexplicable. Antes de que lo hagan, déjenme decir que sé lo fácil que es diseccionar un personaje, un texto, una situación o incluso una palabra, y también lo inútil que resulta. Así que mejor contéstenme cómo es que Tolstói huyó de su muerte, para ser exactos de su casa instantes antes de su muerte, para no morir en las mismas condiciones que Iván Ilich: rodeado de una familia indiferente, interesada y que lo tenía completamente harto. O cómo es posible que Bohumil Hrabal, el autor de obras como Trenes rigurosamente vigilados y Una soledad demasiado ruidosa, se suicidara tirándose de un quinto piso mientras daba de comer a sus palomas: exactamente igual que el más insigne de sus personajes. Escribir para no ser o para ser...


Emiliano Monge (Ciudad de México, 1978) ha publicado recientemente la novela Morirse de memoria (Sexto Piso. Madrid, 2009).


El País. http://www.elpais.com/articulo/portada/Escribir/ser/ser/elpepuculbab/20100731elpbabpor_1/Tes

Mensaje de la Asociación Argentina de Actores

VIERNES 23 DE JULIO – 18,30 HORAS TEATRO SAN MARTIN – Av. CORRIENTES 1551 .

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires continúa vulnerando la Ley de Contratos de Trabajo. La Asociación Argentina de Actores retomará el camino de lucha iniciado en el 2009 frente a una situación que se repite sistemáticamente.


En febrero de este año la Asociación Argentina de Actores denunció públicamente la violación sistemática de los derechos de los actores y actrices por parte de la

Secretaría de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, al vulnerar la Ley de contratos de trabajo, la 20.744, que rige para todos los trabajadores del país, y que obliga a la parte contratante a no dar comienzo a ninguna tarea sin tener previamente el acuerdo laboral establecido, firmado.

En aquel momento, la conducción de este sindicato se reunió con el Ministro de Cultura de la Ciudad, Ingeniero Hernán Lombardi, quien se comprometió no solo a regularizar dicha situación sino que expresó la disposición de firmar un convenio que garantice entre otras cosas, la firma de los contratos antes del comienzo de los ensayos.

En esa oportunidad, elaboramos una propuesta que elevamos al Ministro. Sin embargo, nunca respondió y no logramos retomar el diálogo pese a nuestros reiterados llamados.

Como era de prever, hoy se repite el mismo conflicto que nos llevó en el 2009 a comunicar al público al finalizar cada obra la precariedad laboral de nuestros compañeros. Esta conducción está dispuesta a retomar ese camino si no se resuelve con celeridad esta grave situación.

Nuestros compañeros, los artistas que ustedes siguen a través de sus obras y de sus personajes, no deben ser entendidos como un gasto público, sino como una inversión cultural digna de ser preservada y, por lo tanto, merecedora de su justa paga, conforme a lo que establecen los convenios y las leyes laborales.


CONSEJO INTEGRAL
ASOCIACION ARGENTINA DE ACTORES

Recomendación



Una apuesta minoritaria para un domingo diferente. Una historia sobre la lluvia, la muerte y las muchas posibles maternidades. Un texto poético que recrea un mundo tan ajeno como próximo. Una incursión en el realismo mágico desde el escenario.

Actúan: Lorena Barutta, Clarisa Hernández, Paloma Lipovetzky, Nadia Marchione y Francisca Ure.
Texto y dirección: Macarena Trigo.

Dramaturgia: Francisca Ure y M. Trigo.
Asistente de dirección: Luciana Sanz.
Luces: Sol Soto.
Gráfica: Dalmiro Zantleifer.
Fotografía: Giampaolo Samà.
Asesoramiento estético: Ana María Trigo.


Huella Teatro.
Avda. Medrano 535.
Domingos 16hs. puntual.*


*SE RECOMIENDA LLEGAR QUINCE O DIEZ MINUTOS ANTES PARA DISFRUTAR DE CAFÉ, DULCE e introducción a la propuesta estética.

Entradas: $25.
Reservas: te. 3528 2848 o http://www.alternativateatral.com/

Zantleifer en la Feria del Libro Infantil y Juvenil


ROMPECABEZAS

ILUSTRACIÓN COMPLETA en la muestra del Foro de Ilustradores que está en la 20ª Feria del Libro Infantil y Juvenil. Desde el 12 de Julio hasta el 31 en el Centro de Exposiciones de la Ciudad de Buenos Aires.

Las hojas más tiernas de los árboles

Esta gráfica tan original es obra de uno de nuestros recomendados favoritos: Dalmiro Zantleifer. http://www.dalmiro.com/

La obra que la inspira es Las hojas más tiernas de los árboles, texto de Paula Ransenberg y Mario Petrosini que ellos mismos llevaron a escena hace unos años bajo la dirección de M. Nacci. Ahora podemos disfrutar de nuevo esta historia entrañable con el trabajo de Luciana Sanz y Mauro Antón dirigidos por Lorena Barutta.

Una historia de amor que arranca en la más tierna infancia. Un amor tan imposible como necesario, inevitable. Tan temido como deseado. Verdadero.

Las elecciones tomadas desde la puesta miman el detalle apostando por una sencillez de recursos que subraya el interesante trabajo actoral de esta joven y talentosa dupla. Dos actores buscando desesperadamente la verdad en el otro, su propia versión de las cosas, del paso de los años y la vida. El texto avanza y retrocede en el tiempo y los actores salvan esa dificultad con mucha solidez y confianza dejando que las cosas sucedan, que la emoción vaya llegando.

Por si fuera poco, la obra se da en uno de esos reductos de la resistencial teatral que desde acá defendemos y apoyamos: Espacio Polonia. Busquen, pregunten, lleguen hasta ahí.

Muestra de Ramiro Muñoz en el C.C.Recoleta

Por sus obras lo conocerás. Muchos lo disfrutamos hace tiempo y ahora el autodidactismo, el entusiasmo y la dedicación de Ramiro llegan al Centro Cultural Recoleta. Si pasan por allá no dejen de chusmear. Cada cuadrito es una pequeña puerta hacia una historia, un personaje... Y todos ellos son un regalo.

La poesía en el centro de las cosas

II Festival de Poesía en el Centro
Del 7 al 14 de julio

El Festival se propone reflexionar sobre la situación de la poesía argentina y latinoamericana en los comienzos del nuevo siglo, convocando a voces representativas de distintas tradiciones que se expresarán a través de su producción artística y teórica.

PROGRAMACIÓN en el Centro Cultural de la Cooperación. Avda. Corrientes 1543.

Apertura: miércoles 7 de julio. Sala Solidaridad [2º SS] 18:00 hs
Presentación a cargo de Jorge Boccanera. Lectura de Antonio Cisneros (Perú).

María Inés Aldaburu interpreta a Susana Thénon, Néstor Perlongher y los poetas del Siglo de Oro.

Jueves 8.
18:00 a 20:00 hs.
Mesa de lectura: María Teresa Andruetto (Córdoba), Gerardo Curiá (San Pedro), Soledad Castresana (La Pampa). Alicia Genovese y María Malusardi.

20:00 a 22:00 hs. Sala Jacobo Laks [3º Piso]
Mesa de reflexión y debate: 200 años de antologías poéticas. Inclusión y exclusión. La política del canon. Jerarquización y arbitrariedad. 

Santiago Sylvester (Salta), Irene Gruss, Jorge Monteleone y Gabriela Franco. Coordina: Carlos J. Aldazábal.

Viernes 9. Sala Jacobo Laks [3º Piso]
18:00 a 20:00 hs.
Mesa de lectura: Silvia Castro (Río Negro), María del Carmen Colombo, Sandra Cornejo (La Plata), Eliana Drajer (Mendoza), Celia Fontán (Rosario).

20:00 a 22:00 hs.
Mesa de reflexión y debate: Los circuitos de la poesía. Ciclos de lectura, Internet, ediciones. Mercado y circulación alternativa. Oralidad y escritura.

Alejandro Méndez, Miguel Balaguer, Sandro Barrella y Florencia Walfish. Coordina: Rodolfo Edwards.

Lunes 12. Sala Jacobo Laks [3º Piso]
18:00 a 20:00 hs.
Mesa de lectura: Ricardo Costa (Neuquén), Daniel Durand, Julieta Lerman, Pipo Lernoud, Claudia Masin (Chaco). Coordina: Dolores Espeja.

20:00 a 22:00 hs.

Mesa de reflexión y debate. Poéticas hegemónicas, poéticas laterales. La relación entre poética y poesía, entre proyecto y producción. Las condiciones de la época en la producción de poesía.

Américo Cristófalo, Romina Freschi, Enrique Foffani y Maximiliano Crespi (Bahía Blanca). Coordina: Vicente Muleiro.

Martes 13. Sala Jacobo Laks [3º Piso]
18:00 a 20:00 hs.
Mesa de lectura: Osvaldo Bossi, Alejandro Crotto, Juan Desiderio, Laura Yasán y María Julia Magistratti. Coordina: Inés Manzano.

20:00 a 22:00 hs.
Mesa de reflexión y debate: Poesía y subjetividades. ¿Yo es otro? Máscara, vivencia, origen. Género y etnicidad en la construcción de la voz.

Andi Nachón, Paula Jiménez, Carlos Battilana, y Liliana Ancalao (Chubut). Coordina: Alicia Genovese.

Cierre: miércoles 14. Sala Solidaridad [2º SS] 19:00 hs.
Lectura de Mario Trejo.
Miguel Ángel Bustos, Juan Carlos Bustriazo Ortiz, poetas en la voz del Tata Cedrón.


Organiza: Espacio Literario Juan L Ortiz - CCC.

¿Los reconocen?

Hay un público de teatro particularmente imbécil. Es ese que acude a ver una obra de la que ha oído hablar mucho, quizá demasiado, quizá demasiado bien. Dicho sujeto acumula antes de llegar al teatro - suponemos que desde el momento en el que una fuerza superior lo posee obligándole a comprar su entrada-, toda una serie de reproches que desea confirmar. Sabe que llegará a la sala y la escenografía le dejará indiferente o no será apropiada, será demasiado obvia o poco cuidada. Sabe de antemano que el argumento no le interesa y que no se identificará con nada de lo planteado. Sabe, porque así lo espera, que los actores no le gustarán. Que serán demasiado esto o muy poco aquello. En definitiva, este sujeto está de vuelta de todo, no va a dejarse sorprender, no reirá las gracias, no cederá a la emoción, no encontrará nada porque ese es su deseo, a eso ha ido.

Nuestra pregunta es: ¿muy señores nuestros, por qué no se quedan en casa o se gastan la plata de la entrada en sanas cervezas? ¿Cuál es la morbosa necesidad de torturarse con algo que no les interesa? ¿Qué perversa satisfacción encuentran en el hecho de ver algo que le gustó a tanta gente y poder ser el que diga, "sí, la vi y  no me gustó para nada porque...". Cae por su propio peso pero conviene señalar que este público tan especial normalmente tiene un gran defecto: se dedica al teatro y, si las estadísticas nos lo permitieran veríamos que sus trabajos son un asco.

Francamente, es una triste pérdida de tiempo para ellos y pasan desapercibidos, no obstante celebramos desde acá su valiente negativa a aplaudir para que al menos el vecino de butaca se entere de su opinión. El que no se consuela es porque no quiere.

Mammmamía, que mala malita mala que es la verde envidia.

Documental sobre J. Carlos Gené

LUNES de JULIO a las 20,30hs. en el Espacio INCAA km2 “ La Máscara ”, Piedras 736-CABA. Entrada $4.- ( Estudiantes y Jubilados $2.-) . Tel. 4307-0566.
El documental se centra en la labor pedagógica del autor, actor y director teatral argentino Juan Carlos Gené, su lugar como maestro y el abordaje personal dentro de sus clases de teatro. Sus inicios en el arte dramático, su vida en el exilio en Venezuela durante la última dictadura militar Argentina y el regreso a Buenos Aires, se entrelazan con su actual labor como maestro desde la visión de sus alumnos, directores y actores, su mujer Verónica Oddó (a quien conoció en su exilio en Venezuela), sus obras teatrales y su particular mirada sobre el teatro y la vida. Hoy, a sus 81 años, afirma: “Estoy tan hecho para el teatro que uno de mis defectos es pensar, con persistencia, que la realidad sucede en el escenario y todo lo demás es ficción”



Guión y Dirección: Eloísa Tarruella; Investigación: Marcelo Albarracín, Sebastián Vila y Eloísa Tarruella; Dirección de Producción: Marcelo Albarracín; Productor Asociado y distribuidor: Andrés “Gato” Martínez Cantó; Directora de Fotografía y Cámara Principal: Patricia Batlle; Sonido Directo: Gastón Leggio; Montaje y Postproducción de Sonido: Matías Mirassou; Música Original: Marcelo Albarracín; Diseño Gráfico: Julio Bambill. Foto Fija: Marcelo Albarracín. Duración: 50 minutos

Alex de la Iglesia dixit

"Dirigir no es tener una buena idea, no es tener un talento arrollador, es saber encontrar los problemas y sacarles partido. Cuando ruedas, el decorado no es el que tú querías, ni los actores, ni el guión. Nada es como tú creías y con todos esos elementos tienes que sacar partido. Eso es un buen director".

Nota completa en El País. http://www.elpais.com/articulo/cultura/merezco/hay/nombres/mejores/elpepicul/20100703elpepicul_2/Tes