La historia del cine de madame Zilensky




Psicosis, 1960. A. Hitchcock.


TODOS LOS QUE QUIERAN VOLVER A VERLA TIENEN UNA CITA EL PRÓXIMO MIÉRCOLES, 6 DE OCTUBRE EN BAR Y FONDA, México 3554. 21.30hs.

Como siempre, con cena de por medio.

Centro de Estudiantes de la Escuela de Música Popular de Avellaneda

Tantos otros como uno...

Macri haciendo el mal muy bien.

Ya lo veíamos venir. Desde la caída del entrepiso en el boliche parlemitano sabíamos lo que se venía, una nueva redada a diestro y siniestro donde no rige ninguna cordura, lógica o DNU mediante. Si hace unos días, contábamos con el precedente de un juez dignificando los teatros independientes, hoy ya sabemos que son muchos los espacios que se están clausurando por el mero hecho de proseguir con sus actividades. A todos los que realizamos actividades culturales, llámense música, teatro, asambleas... nos están mandando el mismo mensaje: no se nos quiere en la ciudad. La misma ciudad que, de cara a lo políticamente correcto y al turismo, siempre alardea de su ominipresencia cultural, de sus iniciativas, de sus diferencias. Triste y jodido panorama. Sepamos que ninguno está a salvo. Al menos, estemos informados.

Transcribimos a continuación parte del email enviado por Marcelo Moguilevsky, tras la clausura del Café Vinilo.

***

"Hablar hoy día mal de Mauricio Macri es fácil.

Si tienen como yo un hijo en la primaria pueden dar cuenta de como esta administración embistió violentamente contra la escuela pública. Desactivó los aportes que se venía dando a las cooperadoras que hacían posible reemplazar un vidrio roto en un instante. Hoy, ese vidrio roto no cuenta con dinero sino con un 0800 que no llega nunca a tiempo.

Si tienen hijos en el secundario sabrán que no puso el dinero que supuestamente destinaría a que los colegios no se caigan a pedazos y nuestros hijos no se mueran de frío en invierno.

No olvidemos las escuchas telefónicas, la elección del Fino Palacios, las mentiras y el desprecio .

Ya ven , es fácil hablar mal de Macri.

Ayer no pude ir a trabajar. No pude expresarme tampoco. Mi derecho a trabajar y llegar a fin de mes, pagar decorosamente mi alquiler tocando música con Puente Celeste lo pulverizó Mauricio Macri quien , temeroso por la tragedia del boliche Beara, mandó a la calle a sus inspectores (que interrumpieron el concierto del amigo y colega Diego Schissi el miércoles 22 como si fueran un grupo de tareas de los años 70) y clausuró el Cafe Bar Vinilo, diciendo que comprobaban el perfecto estado de seguridad del establecimiento, que reunía todas las normas anti incendio, desastres y demás, pero que la orden era clara: NADA DE MÚSICA EN VIVO.

Y se cerró así otro de los muy pocos lugares que quedan en nuestra ciudad para hacer cultura. Un lugar por el que "casualmente" pasa la mejor música no comercial del país, con un cuidado por el músico inusual, un lugar que atiende a sus clientes en absoluto silencio para no entorpecer la música.

Mauricio Macri sigue cerrando espacios de cultura. De una cultura que nunca apoyó y que tiene a Buenos Aires dormida siendo miles los artistas que vivimos aquí.

ESTÁ BUENO, como diría el PRO porque el pueblo lo votó y ahora lo conoce bien.

El lunes 27 a las 13 vamos a cortar la Avenida de Mayo al 500 (frente a Casa de Gobierno) hasta que oiga nuestros justos reclamos. Será, como es de suponer, una manifestación pacífica pero sonora. Somos música, voz y espiritu de esta ciudad.

¡No nos silenció la dictadura, menos nos silenciara el Señor Macri!

Marcelo Moguilevsky.

Tarkovski

Rescatamos y recomendamos encarecidamente la lectura de Esculpir en el tiempo, ensayos de Andrei Tarkovski sobre el quehacer cinematográfico y el compromiso del artista con su destino. Sus reflexiones están tan llenas de exigencia hacia la creación que hace que todas nuestras quejas sean poco menos que balbuceos de niños malcriados de un occidente mal digerido.

Algunas citas:

El arte moderno ha entrado por un camino errado, porque en nombre de la mera autoafirmación ha abjurado de la búsqueda del sentido de la vida. Así, la llamada tarea creadora se convierte en una rara actividad de excéntricos, que buscan tan sólo la justificación del valor singular de su egocéntrica actividad. Pero en el arte no se confirma la individualidad, si no que ésta sirve a otra idea, a una idea más general y más elevada. El artista es un vasallo que tiene que pagar los diezmos por el don que le ha sido concedido casi como un milagro.

**

Al seleccionar a sus estudiantes, los centros de formación de carreras artísticas no deberían proceder sólo por criterios pragmáticos, pues a menudo pueden surgir también problemas morales. Se ve esto en el hecho de que aproximadamente un ochenta por ciento de los que terminan su formación como directores de cine o como actores van a engrosar las filas de unos profesionales incapaces que durante toda su vida vagarán inútilmente por los ambientes cinematográficos. La inmensa mayoría de ellos nunca tendrá fuerzas para abandonar el cine y dedicarse a otra profesión. Pues para alguien que ha superado nada menos que cinco años de estudios de cine resulta tremendamente difícil despedirse de las ilusiones que tuvo.

**

No hay nada más carente de sentido que relacionar términos como "búsqueda" o "experimento" con una obra de arte. Tras ellos se esconden falta de fuerzas, vacío interior, falta de conciencia realmente creativa y miserable vanidad. "Un artista que busca": qué pobreza pequeñoburguesa y anémica se esconde tras estas palabras. (...)
Pero, ¿y si los que comenzaron a hablar de vanguardia y experimento son los incapaces de separar el grano de la paja? Los que ante las nuevas estructuras estéticas simplemente perdieron la cabeza, no consiguieron orientarse en lo que realmente era nuevo, no pudieron elaborar criterios propios para ello y en cualquier caso englobaron - al menos de momento - todo bajo esos conceptos para estar seguros de no equivocarse. ¡Qué ridículo cuando en cierta ocasión preguntaron a Pablo Picasso por su búsqueda artística! Indignado por esta pregunta, Picasso respondió breve y sabiamente: "Yo no busco, yo sólo encuentro".

**

Hasta acá por hoy. Ya es mucho que digerir, ¿no?

Lean: Esculpir en el tiempo, Andrei Tarkovski, ed. Rialp, Madrid, 1999.

"Para dramas acá ya tenemos suficientes teatros"...

Esta es una de las aberrantes frases estampadas por el Pro en lo que queda de ciudad, éste cartel en concreto estaba ubicado con falsa ironía en lo que queda de la Avenida Corrientes, entre Uruguay y Callao, en esa zona en la que sí, qué agudos ellos, qué genios del humor, sí, abundan los teatros. La frasecita se las trae porque con "dramas", esta gentuza resulta estar hablando de "la inseguridad y sus consecuencias". Así, por obra y gracia de un publicista hijoputa, el gremio teatral y los delincuentes vienen a ser una misma cosa. Y ¿qué tal ese "suficientes"? ¿Por qué no pusieron directamente "demasiados", que es con lo que vienen amargándonos la existencia desde hace rato? Hay que ser un idiota mala bestia para gastarse miles de pesos en una campaña tan demagógica. Lo pasmoso es que nadie haya puesto el grito en el cielo. No sé si aún está ahí o si alguien tuvo la brillante iniciativa de prenderle fuego o tirarlo abajo generando uno de tantos dramas urbanos a los que estos señores que no salen de su country temen tanto.

Mientras que un día nos encontramos hablando de las nuevas salas en casas de directores, otro tenemos que obligarnos a recordar, ¡¡¡y que no se nos olvide!!! que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires está muy, pero que muy interesado, en que el teatro independiente desaparezca. Dado que no encuentran un modo pro de justificar su estupidez, siguen empleando el argumento del miedo para descatalogar espacios que no cumplan con las medidas de seguridad exigibles a un boliche para doscientas personas!!! Es como si a un supermercado le pidieran las medidas de seguridad e higiene de la NASA, por ejemplo. Todo muy coherente, vamos.

En medio de este desierto en el que nadie sabe gran cosa y cada uno sobrevive como puede, recibimos a través de ARTEI un comunicado que nos empeñamos en ver como un pequeño rayo de esperanza. Parece que algún juez con sentido común ha sentado un precedente muy interesante a favor de los teatros independientes y los club de cultura o similares.

Lo copiamos tal cual y sugerimos que lo reenvíen y hagan público.
No es mucho, pero es algo.

**

1) El pasado 6 de septiembre, obtuvimos del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas No. 6 de la Ciudad de Buenos Aires, en el marco del juicio seguido contra la Asociación Centro Cultural Fray Mocho, un pronunciamiento absolutorio en favor de nuestro defendido, Ernesto Samuel Mischel, en su carácter de presidente de la entidad, dictado en el marco de un juicio oral con la intervención de la fiscal contravencional.


En el mismo se impugnaba la multa impuesta por el controlador del GCBA que ascendía a 15.000 unidades fijas, equivalentes a $ 18.360.- (la unidad fija de multa está $ 1,20), en razón de inspecciones diversas realizadas contra la sala donde se imputaba insuficiencia de los medios y señalización de salida (aunque existentes), fallas de instalación eléctrica, cables expuestos, entre otras infracciones.

El pronunciamiento absolvió por la mayoría de las infracciones, dejando sólo en suspenso una multa de $ 500 por cables expuestos, pero dado el carácter no efectivo de la sanción, el imputado no tendrá que abonar nada. También fue eximido de costas.

El mayor logro de este pronunciamiento para las salas, más allá de la eximición del pago de multa que posibilita que la sala siga existiendo como tal, estriba en el precedente obtenido. En su sentencia el juez recogió dos argumentos claves presentados por esta defensa. El primero, el carácter excepcional de la legislación aplicable a las salas independientes, lo que las ubica por fuera del Código de Edificación en tanto las sanciones no hayan sido expresamente incluidas en éste, además de la estricta aplicación de la "checklist" por fuera de la legislación general. Sólo considera incluido en las sanciones del Código de la Edificación el tema de los cables expuestos, por lo que solicito tengan especial atención al tema eléctrico..

En segundo lugar, y no menos importante, es que diferencia claramente entre teatros comerciales y los clubes de cultura independientes, considerando fuera de las agravantes de la ley a las salas como las que integran ARTEI. Esto nos pone por fuera de las sanciones agravadas, que hacen subir el mínimo de las multas de $ 500 a $ 10.000, lo que genera una enorme desproporcionalidad en relación a las posibilidades económicas de las salas independientes, todo lo cual fue recogido y aceptado por el tribunal.


Creemos que este precedente es de vital importancia no sólo ante los inspectores y controladores sino también en la negociación con los gremios.


Concretamente, el juez estableció que "no es adecuado considerar al teatro independiente o club de cultura como un teatro, ya que esta circunstancia ya fue analizada en los considerandos del DNU 3/05, oportunidad en la que se diferenció claramente las salas como las de este legajo con los teatros en particular."

Copias del fallo en papel quedan a disposición de la Comisión Directiva de ARTEI. (...)


Dr. Daniel C. Varacalli
Dr. Juan P. Santoianni

Más sobre el teatro en casa

Página 12 publica hoy una amplia nota sobre los nuevos espacios teatrales que no dejan de aparecer y que están configurando algo que, a falta de mejor denominación, comienza a reconocerse como "el off del off". Compartimos el interés y apoyamos totalmente estas iniciativas, pese a la confusión que genera el tira y afloja que mantienen hoy día las salas independientes por mantener sus habilitaciones, que no hace preguntarnos sobre cuáles serán las bizarras y peculiares exigencias que querrán imponer desde la municipalidad a estas nuevas salas cuya naturaleza, una vez más, no encaja dentro de ninguna normativa.

Esperemos que no se imponga la ley del más fuerte. Y, ya que estamos, recordemos a los señores inspectores de salas teatrales, que esta actividad no se parece en absoluto a la que impera en salas de fiestas o boliches donde, lamentablemente, las consecuencias de las suculentas coimas que reciben los inspectores siguen dejando trágicos frutos. Por suerte, el "negocio" de una sala para 20 espectadores no permite ahorrar mensualmente para coimear a tiempo.

Ver nota en: http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/10-19244-2010-09-12.html

El humor, pequeña encilopedia ilustrada, en Bar y Fonda.

Recomendación urgente para agendar: el próximo miércoles 8, se proyectará en Bar y Fonda, El humor, pequeña enciclopedia ilustrada de Ignacio Masllorens y Mariano LLinás. (2006). Es un brillante documental que aborda con inteligencia el trabajo de algunos de los mejores ilustradores argentinos.

Hace unos meses tuvimos la suerte de verlo en la Alianza Francesa y ya insitíamos entonces en la obligación de seguirle la pista allá dónde fuera. La presentará el ilustrador Dalmiro Zantleifer y, como siempre, habrá una rica cena de por medio.

Miércoles 8, 21hs, México 3554. Bar y Fonda.


¿Recuerdan esta parte?



www.baryfonda.blogspot.com
www.dalmiro.com
www.timbre4.com