Malísima inversión

Amar a plazo fijo

caduca y traspapela la cordura.

Amar a corto plazo ya es bastante.
Aumenta el interés pero no el tiempo.
La letra tan minúscula
de un contrato
firmado entre dos llantos
quién puede recordarla.

m.trigo