(ya)

(ya) no
llegás seguido
empapado de lluvia
hecho sopa de letras
aeropuerto entreabierto
a toda hora.

no resolvés mis días
ni hacés mierda
mis sueños
ni llenás mis papeles
con tu breve apellido
siempre a punto de hervir
en tinta china.

(ya) no
somos distintos
para estar sólo juntos
como si en otra vida
hubiera comenzado
el deporte exclusivo
de amarte para nada.

(ya) no
somos iguales
ni los mismos
ni coincidimos nunca
para ejercer distancias
imprudentes
y volar por los aires
sin estruendo
ni rastro.

no.
(ya)
no.