Amor, qué porquería

Qué porquería, amor,
saberse de memoria
el final de los cuentos
y todas las películas,
comer sano y caliente,
vivir sin qué permiso
y perder la valija
de regreso.

Qué porquería, amor,
recordarse feliz
en la ignorancia,
tener fotos mejores,
no estarse quieto nunca
ni callado ni solo
por si acaso las moscas
jodieran otra vez.

Qué porquería, amor,
entender que debiera
quererte para siempre
y no tener paciencia
ni celos ni más ganas
de acordarme de vos
en todos los aviones
que no estrello.

m.trigo