Breve enumeración de hombrecitos impropios

Algunos hombres buenos
te hacen mala.
Otros no te complican
y se aburren.
Los hay con nombre falso
y mucho tiempo libre,
van a misa
y no beben café.
Algunos te cocinan.
Otros riegan.
Están los que ni a palos
te consuelan.

Todos se van silbando
en línea recta
a construir su puente
sobre el río Kwai.

m.trigo