La inversión no es gasto

Reflexiones de Kartun, maestro de dramaturgia y de vida, sobre la situación actual del Complejo San Martín como teatro público de Buenos Aires. 

"Un teatro estatal existe porque cumple con su función pública. Si no, podrá ser todo lo oficial que se quiera, pero público no. Si funcionase simplemente como una sala más, no tendría sentido alguno. Igual que una escuela del Estado: ofrece su servicio, sirve a la comunidad. Y la función de la cultura, como la educación, es incluyente. Y la inclusión hace a todo. La cultura hará siempre más contra la inseguridad que la policía más feroz. (...)
Los artistas tenemos el compromiso de repetirnos como una oración todos los días cuáles deberían sus funciones y sus contenidos, aun aquellos que no fueron alcanzados en ninguna de sus gestiones, eso es lo de menos, no se trata acá de defender modelos porque todos a su tiempo en esta capital miraron para otro lado. Hay que repetirse la letanía, a riesgo si no de terminar alegremente convencidos de que lo importante de un teatro público es que lo abran. Y no que abierto cumpla su función pública. (...)
La función es cultural. No es materia ornamental, es mental. Un hecho cultural puede darte vuelta la cabeza. Puede ordenarte. Puede darle sentido a muchas cosas y darte un sentido a vos. Lo he vivido. Lo he visto. Mil ejemplos. Con que un espectador en cada función encuentre allí su ladrillo la cultura hizo su edificio y justificó la inversión. Hay que invertir. No es gasto. Invertir".


Maurico Kartun




Nota completa: